De las figuras del Mesías

Las figuras del Mesías eran como retratos que daban a conocer los rasgos característicos del Mesías y las circunstancias de su vida. La autenticidad de esas figuras se comprueba por la Sagrada Escritura, por la Tradición y por la conformidad perfecta entre las figuras y Nuestro Señor.

Compartir
mm

Divídense las figuras del Mesías en personales y reales, según sea una persona o una cosa lo que sirve de figura.

Personajes que han figurado al Mesías.-

Adán, Abel, Noé, Abraham, Melquisedec, Isaac, Jacob, José, Job, Moisés, Aarón, Josué, Gedeón, San­són, David, Salomón y Jonás son los personajes que, en la ley antigua, figuraron al Mesías.

Adán es figura del Mesías por semejanza y por contraste. Adán es el rey del universo, y forma con Eva una sociedad indisoluble. Jesús declara que le ha sido dado todo poder. Entre Él y la Iglesia existe una sociedad que jamás tendrá fin. Adán es el padre de los hombres según la carne, Jesús lo es según el espíritu.

Abel fue pastor de ovejas, ofreció un sacrificio agradable, y fue perseguido y muerto por su hermano Caín. Jesús es el buen pastor; Dios Padre aceptó su sacrificio, y los judíos lo crucificaron.

Noé fue hombre justo y perfecto; salvó a la humanidad del diluvio y repobló la tierra. Jesús fue el justo por excelencia, a quien nadie pudo convencer de pecado; ha establecido la Iglesia, y puebla la tierra de justos y el cielo de santos.

Abraham es el padre del pueblo de Dios. Jesucristo es el padre del pueblo cristiano. Melquisedec, sacerdote del Altísimo, ofreció pan y vino. Jesucristo, verdadero pontífice según el orden de Melquisedec, instituyó el sacrificio de la Misa bajo las especies de pan y vino.

Isaac, inocente, es condenado a muerte; debe ser inmolado por su padre, y él mismo lleva la leña para el sacrificio. Jesucristo, la inocencia misma, es entregado a la muerte por su Padre, cuya sentencia ejecutan los judíos, y sube al Calvario cargado con la cruz.

Jacob, el virtuoso, se ve perseguido por su hermano Esaú. Jesucristo, la santidad misma, se ve odiado por los judíos. Jacob tuvo doce hijos, Jesucristo eligió doce apóstoles.

José, enviado a sus hermanos, éstos le venden, y al ser encarcelado, no se defiende. Jesús es enviado a los judíos, vendido por Judas, y calla delante de sus acusadores. Detenido José con dos prisioneros, anuncia al uno la ­muerte, y al otro la libertad. Jesús, crucificado entre dos ladrones, promete al uno el cielo, y abandona al impenitente a la condenación. José perdona a sus hermanos, Jesús perdona a sus verdugos.

La paciencia de Job en medio de sus males es admirable. Jesús, abandonado y cubierto de llagas, no abre la boca para quejarse.

Moisés es enviado de Dios, obra prodigios, libra al pueblo de Israel de la servidumbre, y le da la ley escrita. Jesucristo es el enviado de Dios, obra milagros para librar a los hombres de la esclavitud del demonio y se constituye legislador de la nueva alianza.

Josué introduce al pueblo hebreo en la Tierra prometida. Jesucristo ha abierto el cielo a los elegidos.

Gedéon vence a los Madianitas con un corto número de hombres. Jesús con doce apóstoles conquista el mundo.

Aarón figura al Mesías en su sacerdocio.

Sansón en su fuerza y sabiduría.

David en sus humillaciones y en su gloria.

Jonás en su resurrección.

Hechos o figuras simbólicas.-

El árbol de la vida, el cordero pascual, el maná y la serpiente de bronce.

El árbol de la vida era una prenda de inmortalidad para el cuerpo. Jesu­cristo es el verdadero fruto de vida, prenda de la eterna bienaventuranza.

La sangre del cordero pascual preservó a los hebreos de la terrible plaga que afligió a los Egipcios. La sangre de Jesucristo salva a los hombres que se aplican sus méritos.

La Sagrada Escritura llama al maná pan de los ángeles, pan del cielo. Jesucristo es el verdadero pan de los ángeles bajado del cielo.

La serpiente de bronce colocada en lugar elevado curaba a los hebreos que la miraban. Del mismo modo, el Hijo del hombre ha sido levantado en la cruz para redimir al hombre.

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*